Mallorca



Home / Mallorca

Puerto-Portals-Luxury-Yachts.jpg

Islas Baleares - Bahia de Palma

Mallorca

Alquiler-de-barcos-Palma-de-Mallorca.JPGLos primeros prominentes propietarios de yates descubrieron ya hace unos 140 años las idílicas vistas de Mallorca que se obtienen desde el mar. El archiduque austriaco Luis Salvador pasaba largas temporadas aquí a bordo de su yate Nixe y en sus posesiones mallorquinas. En dos ocasiones recibió la visita de su prima, la emperatriz Elisabeth, “Sissi”, con su yate Miramar. A ellos podemos considerarlos los pioneros fundadores del turismo de y del ambiente náutico que se vive en Mallorca.

Sólo a esta isla llegan cada año unos 60.000 aficionados al turismo de . La variedad no sólo paisajística de Mallorca sienta las bases ideales para realizar un viaje perfecto a bordo de un yate chárter pasando por costas escarpadas y playas de fina arena blanca, verdes pinares, y antiguas torres de vigilancia, teniendo la oportunidad de fondear en calas románticas, pasar un buen día nadando y buceando en aguas cristalinas, vivir la marcha de los clubes que se encuentran en los lugares turísticos o ir de compras por Palma. Aquí encontramos marinas perfectamente equipadas para {#leyword#} y puertos en los que todavía se respira el ambiente del entorno pesquero. Cada uno tiene que decidir cuál es su lugar favorito. Y por supuesto cuál es el barco de sus sueños, porque en Mallorca hay embarcaciones para los apasionados de la vela y para los que prefieren viajar en un yate de lujo a motor. Veleros bareboat o con patrón, una oferta de yates a motor que va desde el pequeño Rib hasta los yates de lujo con la tripulación al completo; por un día para incentivos o eventos privados; embarcaciones para excursiones o clásicos de dos palos para grupos grandes.

Alquiler-veleros-Mallorca.JPGMallorca acoge unos 40 puertos deportivos, muchas bases de , destinos cercanos muy atractivos como Ibiza, Formentera o Menorca y una media de 303 días de sol al año. Y además información y diversión a través de los numerosos eventos náuticos que se celebran aquí todos los años: a principios de mayo un Salón Náutico que ha crecido en importancia a una velocidad increíble, presentaciones de yates de lujo nuevos, estrenos de embarcaciones y por último, aunque no por ello menos importante, regatas que resultan cada año más atractivas y más emocionantes. Las grandes estrellas de la temporada desde un punto de vista deportivo son el Trofeo Princesa Sofía, Palmavela y la MedCup. Pero para darle un buen regalo a la vista hay que acudir a la Superyacht Cup en junio y a la regata de clásicos Trofeo Almirante Conde de Barcelona en agosto.

Otro gran acontecimiento deportivo ha sido también la vuelta a Mallorca más rápida que se ha logrado hasta el momento y que protagonizó el maxi Uca con un tiempo de algo más de 17 horas. De todas maneras si lo que quiere es pasar unas vacaciones relajadas a bordo y rodear la isla, tómese como mínimo una semana. Mallorca ofrece muchas cosas para descubrir a lo largo de sus 300 millas de línea costera.

Los navegantes suelen tomar sus veleros directamente en las bases de en Palma de Mallorca, en Can Pastilla, que está pegado a Palma, muy cerca del aeropuerto, on en El Arenal en la Playa de Palma, en Cala d’Or o Porto Colom en la costa este, o en la costa nordeste en Puerto de Alcudia o Puerto Pollensa. Las bases de de los yates a motor y yates de lujo se encuentran también en Palma, en el suroeste en Puerto Portals o en el Puerto de Andratx, y también en Cala d’Or.

Bahía de Palma y Cabrera

{^YouTubeVideo|(url)http://www.youtube.com/watch?v=T6dR086QZMg|(width)425|(height)264|(fs)1^}

Mallorca-yachts.JPGLa bahía de Palma es un área de navegación muy apreciada en las regatas y cuenta además con una serie de puertos cercanos. En dirección suroeste tenemos en Calanova la sede de una Escuela Nacional de Vela. Saliendo de Palma en dirección sureste encontramos los puertos de Portixol, el Molinar y Cala Gamba, pequeños puertos de pescadores que nos sorprenden antes de llegar a Can Pastilla y encontrarnos el puerto deportivo Club Marítimo de San Antonio de la Playa, una gran marina con todo lo necesario para los yates y grandes bases de . En velero podemos ir desde aquí directamente por toda la Playa de Palma o, en dirección sur, a la marina de El Arenal (también con base de ), cuidada y hermosamente decorada con palmeras. Tras El Arenal se extiende un fragmento de costa escarpada, zona de protección natural, entre Cabo Enderrocat y Cabo Blanco, aunque por detrás de la costa se levantan numerosas urbanizaciones. Pasado Cabo Blanco, siempre en dirección sur, la costa se va haciendo más llana. Un lugar muy romántico, aunque demasiado lleno en verano, es la preciosa Cala Pi. Los puertos de S’Estanyol y Sa Rápita ofrecen en la costa sur de Mallorca todo tipo de servicios.

Bahia-de-Palma.jpgAquí se suele hacer una última parada antes de emprender la corta travesía que nos lleva al Archipiélago de Cabrera, un fabuloso grupo de islas que se encuentra bajo protección natural. La isla principal acogió en otro tiempo una guarnición militar. Pero hoy en día encontramos en ella natruraleza original en estado puro. La isla ofrece además un gran atractivo para los aficionados al esnórquel. En ella se pueden visitar los restos de la vieja guarnición militar, un museo y un antiguo castillo. Y se puede tomar algo en la pequeña cantina. Pero lo más hermoso de Cabrera son sus noches bajo el cielo estrellado. Hay boyas de amarre en una maravillosa cala en la que se puede pernoctar. Las empresas de se ocupan si usted lo desea de tramitar el permiso necesario.

En la parte occidental de la bahía de Palma, la bahía de Illetas, la gran bahía de Palmanova, la pequeña bahía de Portals al lado del puerto de Puerto Portals y Portals Vells, son anclajes populares. Los que están buscando un ambiente elegante para pasar la noche pueden quedarse directamente en Puerto Portals y disfrutar del ambiente internacional del puerto.

Mallorca: costa sur y costa este

En la costa sur de Mallorca, entre Sa Rápita y la Colonia de San Jordi, se extiende la playa de Es Trenc, famosa por sus dunas. El puerto de Campos pertenece a la Colonia de San Jordi y no es muy adecuado para yates. Aquí la tierra es llana y en el extremo sur encontramos una zona de salinas, el Cabo de Salinas. En toda la costa este y sudeste hay numerosas calas muy románticas y entre ellas siempre encontramos algún puerto seguro. El interior se va haciendo más montañoso cuanto más avanzamos hacia el norte. A lo largo de la costa este avanza la Sierra de Levante, con cumbres de hasta 500 metros, mientras en el interior la tierra es llana y de color rojizo y concentra todos los campos de explotación agrícola y los molinos que convierte a esta región en la despensa de Mallorca. En esta planicie se cultiva y produce también vino. Las calas más famosas del lugar son Cala Marmols, Cala Santanyí, Cala Mondragó, Cala Murada, Cala Barcas, Cala Magraner y la Cala de los Pinos. En el pequeño puerto pesquero de Cala Figuera encontramos muchos llauts. Es un lugar encantador, con cafés y galerías, pero poco adecuado para yates. En Portopetro sin embargo hay un club náutico en el que suele haber amarres para visitantes. Y buenos restaurantes que nos invitan a darnos una vuelta por el lugar. Despues de Cala d’Or y Porto Colom – hay algunas flotas de allí – llegamos a Porto Cristo.

Saliendo del puerto de Porto Cristo merece la pena visitar las famosas Cuevas del Drac. El puerto de Cala Bona apenas tiene calado, pero encontramos un puerto más seguro navegando en dirección norte, el de Cala Ratjada. Es éste un lugar muy turístico el que acuden en verano muchos alemanes con ganas de fiesta. Cerca del puerto hay muchos bares, restaurantes y discotecas. El muelle ofrece pocos amarres para gente de fuera y las barcas de pescadores causan una molesta subida de las aguas. Si estamos en Cala Ratjada vale la pena hacer una excursión al artístico pueblo de Artà. Cala Ratjada suele ser la última estación antes de emprender viaje a Menorca, que se encuentra a 25 millas náuticas.

Bahía de Alcudia – Bahía de Pollensa

Puerto-Alcudia-playa.JPGEn el noreste de Mallorca el paisaje lo impregnan las calas y bahías abiertas que nos ofrecen playas en ocasiones kilométricas. En la región oriental de la Bahía de Alcudia está la Colonia de Sant Pere y su moderna marina. El pequeño puerto deportivo de Serra-Nova, en Son Serra de Marina, no es adecuado para yates por su calado. Y también en la marina de Can Picafort tienen problemas los veleros por la poca profundidad del agua. En Puerto Pollensa y Puerto de Alcudia, los navegantes encontran todo que necesitan, los puertos son equipados perfectamente para y hay bases de con veleros y motoras. Los que sin embargo no son adecuados para navegar en chárter son los puertos de Bon Aire en la bahía de Alcudia y Barcarés en la de Pollensa. La entranda a “El Cocodrilo“, como también se llama a Bon Aire, puede resultar problemática. En Barcarés encontramos muchos botes y barcas pequeñas. En ambas bahías, Pollensa y Alcudia, hay un buen número de fondeaderos localizados en pequeñas calas. Cuanto más nos acercamos al Cabo de Formentor, más hermoso es el panorama. Cala Murta es uno de los lugares más codiciados.

Mallorca: costa oeste y suroeste

El noroeste de la isla está marcado por la Sierra de Tramontana, en la que se encuentra el monte más alto de Mallorca, el Puig Mayor (1.445 metros). La Tramontana, una sierra que marca una costa escarpada, se extiende desde el Cabo Formentor hasta el suroeste de la isla. La vista de ella que obtenemos desde el mar es impresionante; el acceso a la sierra, sin embargo, nada fácil, ni por tierra ni por mar. En algunas calas, realmente maravillosas, sólo podemos hacer una parada corta. Por su paisaje se recomienda la Cala de Sa Calobra, un lugar muy frecuentado por excursionistas mallorquines y turistas. Escondida tras las rocas se descubre una pequeña playa de cantos rodados en la que desemboca el torrente de Pareis. Una aventura inolvidable es caminar por el desfiladero del torrente. Para pasar la noche se encuentra muy cerca Cala Tuent. Pero el único puerto seguro de la costa oeste es Puerto de Soller. Este puerto se ha ampliado con pantalanes flotantes. La bahía de Soller ofrece además muchos lugares en los que fondear y una playa muy frecuentada en verano. En realidad toda la zona, que ha sido muy restaurada y renovada, está bastante solicitada; por su situación, que ofrece vistas maravillosas, y por la antigua línea de tren que todavía la comunica con Palma.

Santa-Ponsa-Bay.jpgLa costa entre el Puerto de Soller y la isla de la Dragonera se conoce también como la costa brava mallorquina. La foto típica es la de Sa Foradada, una pared natural con un agujero central que se instala en el mar. Rodeada de aguas color turquesa, es un lugar muy atractivo para fondear. Y también el marco incomparable de las montañas de Deià, Valldemossa, Banyalbufar o Estellencs resulta impresionante; pero la mayoría de los navegantes chárter prefiere seguir navegando hasta Cala Basset, una cala situada frente al extremo noreste de la Dragonera. La Isla de la Dragonera es zona natural protegida y en ella anidan numerosas especies de aves. Desde San Telmo parten barcos de excursionistas que organizan paseos por la isla. Frente a San Telmo encontramos boyas de amarre. Es un lugar muy seguro y conocido por sus restaurantes en los que se puede degustar muy buen pescado.

Las paradas populares en el suroeste durante el crucero a Palma son los puertos de Port Andratx y Santa Ponsa, las bahías de Cala Llamp y Santa Ponsa también son anclajes populares. Muy interesante también en el suroeste y bastante nuevo: Port Adriano, con muchos restaurantes y tiendas en el nuevo muelle diseñado por Philippe Stark y con numerosos superyates.

Yachtcharter-ConnectionEl mejor yate para sus vacaciones a bordo

YCC